Plaza de los ponchos en Otavalo

Una corta lista de los mejores lugares que Ecuador ofrece para visitar

Ecuador se ha convertido en un destino turístico importante en los últimos años, y por buenas razones. Pero, ¿cómo logras resumir todo y decidir qué lugares son los mejores para visitar? Se conoce al Ecuador como la tierra de los cuatro mundos, albergando no sólo playas deslumbrantes y selvas tropicales, sino también pintorescos volcanes y las mundialmente reconocidas Islas Galápagos. Es hora de descubrir las históricas calles de piedra del distrito histórico mejor preservado de Sudamérica, aprende los secretos de la rica cultura ecuatoriana y visita la cuna de la teoría de la evolución en un viaje por este pequeño pero extraordinariamente diverso país.

¿Quieres saber más sobre como planificar bien un viaje dentro de Ecuador? Lee este blog que contiene 7 cosas que debes considerar antes de viajar en feriados y fines de semana

Sierra

  • Quito: la ciudad colonial más grande y mejor preservada de Latinoamérica

Tour de ciudad en Quito
La ciudad capital del Ecuador se esconde en la Cordillera de los Andes a 2.850 metros (9.350 pies) sobre el nivel del mar. Construida sobre las ruinas de una antigua ciudad inca por los conquistadores españoles, Quito se mantiene como una de las urbes de arquitectura colonial más grandes y mejor preservadas en Sudamérica. Por esta razón, fue la primera ciudad en el mundo en ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1978. Las angostas calles de piedra se abren paso por el corazón del Centro Histórico de la ciudad de Quito y te llevan junto a bellas puertas de madera, hermosas iglesias coloniales y amplias plazas.

Quito ofrece una gran cantidad de excursiones históricas y arquitectónicas para disfrutar, además de paseos de escalada por las montañas en los alrededores. El Volcán Pichincha, el eje central de la ciudad, incluso cuenta con un teleférico que transporta a los aventureros hacia la cima, permitiéndoles contemplar la inmensidad de la ciudad o, si el tiempo lo permite, escalar hacia la cima del volcán mismo.

 

 

Chocó

Uno de los secretos escondidos de Quito es su cercanía a la selva del Chocó Andino y a la Reserva Mashpi. Una importante porción de este increíble ecosistema fue reconocido recientemente como una Reserva de Biosfera dada su increíble diversidad e importancia para los esfuerzos de conservación. Poco conocido, incluso por los mismos quiteños, el bosque del Chocó ofrece una serie de experiencias únicas.

 

  • Parque Nacional Cotopaxi: el segundo volcán activo más alto del planeta

El Volcán Cotopaxi es uno  de los volcanes activos más alto del mundo y también uno de los más evocativos, a menudo comparado con el Monte Fuji en Japón. El volcán Cotopaxi se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico en la Cordillera de la Sierra, y mide 5.897 metros (19.350 pies) en su punto más alto. El parque nacional que rodea al volcán es también otro hermoso lugar en sí mismo. Caballos salvajes cabalgan por sus valles y laderas, y una gran cantidad de aves, incluyendo al cóndor andino, se alimentan junto a un lago que se formó cerca de la base del Cotopaxi. Los visitantes pueden optar por recorrer diversos senderos a pie o montar bicicleta, y hay negocios que ofrecen paseos a caballo por los alrededores del volcán.

  • Reserva Ecológica Ilinizas: bosques en las faldas de las montañas hermanas

Muy cerca del Parque Nacional Cotopaxi, al sur de Quito, se encuentra la Reserva Ecológica Ilinizas. Este lugar ofrece a sus visitantes la experiencia de cascadas, chaquiñanes, riachuelos, y paisajes de la Sierra realmente inigualables.  En el mismo par de días que se permite conocer estos encantos de la región, logra conocer los Ilinizas–un par de volcanes nevados–, que ofrecen  un sinnúmero de senderos  ideales para hacer ciclismo de montaña y trekking.

  • Parque Nacional Llanganates: tesoros escondidos en el paisaje

El Parque Nacional Llanganates supuestamente guarda un tesoro escondido de oro, plata y platino que pertenecía a los Inca. Este lugar se puede conocer en un viaje de corta duración, siempre y cuando uno viaje con personas que conocen el destino y que te pueden llevar a disfrutarlo. Uno de los secretos menos conocidos en el país, los Llanganates traen consigo un aire de misterio sin igual.

 

  • Otavalo: tradicion, cultura y colores

Un viaje corto en automóvil desde la ciudad de Quito te lleva a Otavalo, potencialmente una de las más exitosas comunidades indígenas de todo el continente. Otavalo se ha convertido en un lugar mundialmente reconocido por su colorido mercado repleto de cosas por ver, el cual se encuentra más lleno y activo durante los días sábado. Los visitantes pueden navegar por un extenso surtido de hermosas artesanías hechas por los mismos otavaleños, incluyendo textiles, joyería y productos de cuero. Se dice que este mercado ha existido por siglos, remontándose hasta la era pre-colombina, y muchos de los productos que podrás encontrar allí aún exhiben complicados diseños tradicionales.

  • Cuenca: la ciudad de los cuatro ríos

Al igual que la ciudad de Quito, Cuenca es una ciudad colonial reconocida por su belleza arquitectónica. Recorrer el centro histórico de la ciudad transporta a los visitantes a través del tiempo a medida que caminan junto a muchos de sus sitios turísticos más importantes, incluyendo ruinas españolas e incas sobre las que fue construida la ciudad.

Las ruinas de Ingapirca están cerca de le ciudad y son reconocidas por ser las ruinas arqueológicas incas más grandes en el Ecuador. Por otro lado, para aquellos que buscan la belleza en el senderismo, el Parque Nacional Cajas también se encuentra cerca de Cuenca. Este parque está compuesto por una serie de colinas y valles dotados de lagos, estanques e incluso algunas cascadas.

  • Loja: música, naturaleza y amabilidad

Recientemente la ciudad de Loja a ganado una merecida reputación como el “secreto mejor guardado” del turismo ecuatoriano. Con su agradable ambiente y con la fama que se ha ganado su gente por el buen trato al visitante, la ciudad en sí ofrece un tiempo agradable. La confluencia de las montañas con la zona tropical da a un agradable clima. Esta relación geográfica se da de manera más notable en el Parque Nacional Podocarpus, un increíble santuario de biodiversidad.

Amazonía

  • San Isidro: altura y Amazonía

Bronzy Inca es un colibrí que habita en San Isidro, Ecuador

La región amazónica ecuatoriana cubre casi la mitad del área total del país, sin embargo suele ser la región menos conocida por viajeros, especialmente viajeros ecuatorianos. La distancia y la dificultad de acceso son los principales motivos por los cuales pocas personas viajan a la región oriental. La reserva de San Isidro es una de las más impresionantes en cuanto a topografía y biodiversidad y es también celebrada por su relativa cercanía a la sierra, lo cual permite elaborar viajes que combinan “lo mejor de los dos mundos”. La experiencia amazónica puede ser combinada aquí con una aventura que empieza en las alturas.

Costa

  • Guayaquil: la perla del Pacífico

Guayaquil es la ciudad más grande del Ecuador y presenta un marcado contraste con el resto del país. Esta ciudad de aproximadamente 2,7 millones de personas es el centro de comercio del Ecuador y también es su ciudad portuaria más grande. La ciudad fue construida a lo largo del río Guayas, el cual desemboca en el Océano Pacífico, y los visitantes pueden caminar por su hermoso malecón, renovado en el año 2000 y lleno de atractivos como museos, jardines y restaurantes. Al extremo norte del malecón se encuentra el barrio Las Peñas, que se impone sobre la ciudad y brinda excelentes vistas de Guayaquil y del río Guayas. Una gran cantidad de pueblos playeros se encuentran a un corto viaje en automóvil desde Guayaquil.

  • Manabí: el lado escondido de la costa

La provincia de Manabí se esmera por su deliciosa cocina e increíble costa. El Océano Pacífico provee de mucha pesca, ingrediente base de un sinnúmero de recetas que se celebran no solo en la provincia, sino por todo el país. Uno de los puertos más remotos y encantadores de Manabí es Cojimíes. La península sobre la cual se encuentra tiene muchas playas, prácticamente virgenes. También enmarca unas islas, entre ellas la famosa Isla del Amor. En esta misma región se encuentran dos reservas muy importantes: Lalo Loor, hogar de monos aulladores, y Mache Chindul, que forma parte de la selva del Chocó ecuatoriano. Pasear por estos lugares es realmente conocer por qué se reconoce al Ecuador como un paraíso ecológico.

Las Islas Galápagos

El archipiélago de Galápagos está conformado por una cadena de islas volcánicas ubicadas a una distancia aproximada de 1.000 km de la costa continental del Ecuador. Las islas se encuentran ubicadas en el punto de convergencia de tres corrientes oceánicas centrales, convirtiéndolas en una zona excelente para la reproducción de algunas de las especias más únicas de plantas, vida terrestre y vida marina que habitan la faz de la tierra.

¡No es de sorprender que este pequeño grupo de islas, con playas de agua cristalina, sea también uno de los mejores lugares en el mundo para practicar buceo y vacacionar!

Las Islas Galápagos se hicieron famosas gracias a las peculiares e intrépidas formas de vida que habitan las islas y a la teoría de la evolución que desarrolló Charles Darwin a raíz de su visita a las islas. Algunas de las especies que podrás encontrar en tierra son tortugas gigantes de Galápagos, piqueros de patas azules, iguanas marinas y cormoranes no voladores, por no nombrar tan solo algunas de las especies que te dejarán asombrado por sus inusuales y creativas adaptaciones, ¡tal y como le pasó a Charles Darwin hace casi dos siglos! Hoy en día, científicos de todo el mundo se reúnen en las islas para estudiar los procesos evolutivos que tienen lugar ahí.

¿Eres fanático de la historia? Averigua más sobre la visita de Charles Darwin a Galápagos en este fascinante blog.

Dicho en pocas palabras, Ecuador es un país lleno de sorpresas, donde un corto viaje te transporta a un universo completamente diferente. Experimenta su rica cultura, conoce a sus personas amigables y descubre otros atractivos naturales fuera de este mundo; desde las cimas más altas hasta los lugares de mayor biodiversidad en el planeta, ¡Ecuador lo tiene todo!