Atractivos de Ecuador Guayaquil

Atractivos de Guayaquil

EL PARQUE CENTENARIO

Este es el parque más grande del área central de Guayaquil, y abarca cuatro cuadras. Su principal característica es el Monumento a los Héroes de la Independencia del Ecuador, que se encuentra rodeado de otros monumentos que representan la historia, la justicia y el heroísmo.

MALECON 2000

El Muelle, conocido como Malecón 2000 se ha convertido en la zona más atractiva y visitada de la ciudad de Guayaquil. Esta área ha restablecido los valores tradicionales de Guayaquil, a la vez que ha devuelto la importancia del río para la gente. Este nuevo muelle de 2.5 Km. de longitud da cabida tanto al entretenimiento, a la cultura, así como a la naturaleza.

La sección norte ostenta varias plazas, fuentes de agua, un antiguo ferrocarril ecuatoriano, espacios destinados a la ejecución de ejercicios aeróbicos, patinaje y juegos infantiles, y muy pronto incluirá un Planetario, un Museo Antropológico y un Museo de Arte Moderno. Igualmente, se puede explorar una fortaleza provista de cañones que sirvieron para defender a Guayaquil de los ataques de los piratas.

El área central del muelle da cabida a la histórica Plaza Cívica con sus esculturas, el Monumento de la Rotonda y la Torre Árabe del Reloj. También se encuentran aquí, el Yacht Club de Guayaquil y el Naval Yacht club.

El ultramoderno Centro Comercial Bahía Malecón se encuentra ubicado en la parte sur del muelle. Los visitantes pueden detenerse y disfrutar de las terrazas, restaurantes y de la espectacular vista del río. El Antiguo Mercado Sur está siendo renovado para albergar a una feria de artesanías.

EL BARRIO LAS PEÑAS

Esta es el área más antigua de la ciudad, con casas de madera y calles adoquinadas que datan del año 1500, alineadas a lo largo de una estrecha calle con varios niveles de escaleras y gradas. En la parte superior, se encuentra ubicada la Plaza Colón, en donde aún se pueden observar los cañones que protegían a la ciudad de los ataques piratas. El barrio de Las Peñas puede ser mejor apreciado durante las noches cuando se encuentra completamente iluminado, momento en el que se puede disfrutar de acogedores bares, cafés y restaurantes. Muchas de sus casas tiene placas y antiguas fotografías que muestran la apariencia anterior y luego de la restauración.

EL CEMENTERIO DE GUAYAQUIL

Aunque muy pocos cementerios pueden ser considerados como una atracción turística, este cementerio merece ser visitado. Tiene extraordinarias esculturas hechas en mármol blanco. Su estilo tiene una fuerte influencia Italiana . Un hermoso sendero de palmeras le conducen hacia la tumba del antiguo presidente, Vicente Rocafuerte.

PARQUE HISTÓRICO DE GUAYAQUIL

El Parque Histórico se encuentra dividido en 3 zonas:

Flora y Fauna

La primera área abarca 4 hectáreas (40.000 m2), un amplio espacio para más de 50 especies de aves, mamíferos y reptiles, innumerables insectos, crustáceos, peces y otros animales que se encuentran en este espacio de manglar protegido que constituye su hábitat natural, en donde los animales viven en un ambiente casi libre.

El área de Flora y Fauna es visitada a través de senderos de madera entarimados que permiten un estrecho contacto con el ecosistema sin perturbar a los animales. A lo largo del camino existen 23 puestos informativos que permiten una observación individualizada de cada una de las especies. La torre de observación permite a los visitantes tener una vista panorámica del parque y los nidos de aves a lo largo del sendero complementan la visita.

El Área de Arquitectura Urbana recrea una época de riqueza en Guayaquil, cuando las exportaciones de cacao trajeron la prosperidad a la ciudad y las haciendas aledañas. Durante los fines de semana, usted también puede observar la vida cuotidiana de Guayaquil, con gente vestida a la moda francesa que era tan popular en esa época, vendedores callejeros de dulces y tabaco. Igualmente se puede encontrar una recreación del tranvía eléctrico que era tirado por mulas.

Luego del gran incendio que se produjo en 1896, que prácticamente destruyó a todo Guayaquil, la cuidad fue reconstruida y modernizada con las casas que actualmente pueden ser vistas, como la casa de Julián Coronel, el Banco Territorial, la Casa Lavayen-Paredes (Casa Verde) y el Hospicio Corazón de Jesús, que fue rescatado como un patrimonio cultural y trasladado a este parque.

El Banco Territorial fue construido en 1886 y utilizado como banco. Su estructura y su segundo piso fueron construidos en madera; el zinc fue utilizado en la fachada y en los muros en el primer piso.

El Hospicio fue construido en 1892 para brindar asistencia social. En el primer piso se utilizó madera y ladrillos y en el segundo piso se utilizó madera .

Una vez que el edificio se encuentre completamente restaurado, la torre de la campana será utilizada como mirador y a capilla será utilizada para eventos especiales. Los espacios restantes (claustros) en el primer piso, así como en el segundo, serán utilizados para exposiciones de arte. Algunas de estas incluyen: la ciudad, la galería de los presidentes Guayaquileños, historia del edificio y el proceso de restauración, salas para exposiciones temporales, y un museo para niños. Construida en 1896, “La Casa Verde” fue utilizada como residencia. El primer piso contará con almacenes, talleres artesanales, y salas de exposiciones con la historia del edificio incluyendo su rescate y restauración.

Un museo sobre las costumbres será construido en el segundo piso en el que se exhibirá muebles, herramientas y otros objetos.

La casa de Julián Coronel fue construida durante 1899 y 1900 en la que el segundo piso fue utilizado para fines residenciales mientras que el primer piso fue utilizado para establecimientos comerciales. Se utilizó madera y ladrillos en el primer piso y también se utilizó madera en el segundo piso. El primer piso tendrá una cafetería y un restaurante. Una sala de exposiciones, con la historia del edificio incluyendo el proceso de su rescate y restauración, estará ubicada en el segundo piso. También se pueden observar museos, restaurantes y cafeterías, agencias bancarias, talleres tradicionales, salas para proyección de audiovisuales y salas de exposición. El área de las Tradiciones es el lugar en donde usted podrá encontrarse con el pasado y observar la vida en las haciendas rurales durante la época del boom de la producción de cacao – que era conocido como la “Semilla de Oro”. Los visitantes son conducidos a través de una hacienda productora de cacao para observar todo el proceso desde la planta hasta el chocolate ya elaborado. La economía ecuatoriana era muy rica, debido a la exportación y producción agrícola del cacao. La artesanía también formaba parte de la rutina diaria de los agricultores.